Historia PDF Imprimir E-mail

En el año 1979, se fundó el Centro de Acción Social de Sidor (CAS UD-146) en el sector como respuesta a la transformación social y cultural que desde las empresas básicas, en este caso la C.V.G. Siderúrgica del Orinoco, y la propia Corporación Venezolana de Guayana, dan a la comunidad para impulsarla hacia un mejor desarrollo económico y social.

Para aquel momento. Cristina Nicklas, jefe del Departamento de Servicios de la empresa y Gladis Ramones, a cargo de quien estuvo la dirección del CAS UD-146, en sus inicios; explicaron lo que significaría el aporte de éste al Desarrollo Sociocultural de la gran familia sidorista. Allí podrían recibir, cursos, talleres, además de otras actividades deportivas, de promoción social, recreativa, pero todas ellas como medios de promoción del hombre, en función societaria y no como fines en si mismas.

De igual forma, se fomenta la cultura y la participación comunitaria a través de talleres, danzas, cursos, donde concurren gran parte de la población de este y otros sectores cercanos al Centro para su capacitación y disfrute sociocultural. El público guayacitano pudo disfrutar de los espectáculos de damas, las exposiciones de los trabajos realizados en cada uno de los cursos: zapatería, peluche, floristería, repostería, panadería, cojines, lencería, entre otros; grupos de gaitas, gimnasia rítmica, títeres, danzas; dictados por instructores como: Creusa Bravo, María de Alvarado, Lenis Chaudary, Marcela de Alcalá, Luis González, por nombrar algunos.

En el Centro de Acción Social Sidor de la UD-146 estuvo la Estudiantina dirigida por los profesores Orlando y Rafael Sifontes; el grupo “Cuatro Cuerdas” dirigido por Orlando Sifontes. De allí nacieron muchos niños y jóvenes de la comunidad de la UD-146 que hoy día son músicos profesionales, concertistas a nivel regional, nacional e internacional, cabe mencionar: Julieta Vas, Directora de la Coral Infantil “Modesta Bor” del CEMI, profesora de la Escuela de Música de Almacaroni, entre otras actividades musicales. Fichard Pinto, músico concertista; Carlos Jiménez, cantante; Eric Gutiérrez, cuatrista y cantante; Meredis Rangel, cantante de música venezolana; Leomarvis Figueroa, vocalista de la Coral Sidor; estos por nombrar algunos de los muchos que se formaron en esta institución y que son  miembros de la comunidad.

En el año 1980 Erasmo Bejas, estableció la sede de las Voces Blancas de Sidor, en el CAS UD-146.  Allí llamó a inscripciones a los niños y jóvenes en edades comprendidas entre los 8 y 15 años, pertenecientes a la comunidad de la UD-145 y 146, la concurrencia fue masiva. El debut de esta agrupación fue en el mes de diciembre de 1980, amenizando la presentación de un nacimiento viviente de los niños del sector.

A través del Centro se destaca el deporte, basado en su fundamentación teórica-práctica, teniendo como objetivo general, incrementar la formación de grupos infantiles, juveniles y adultos, logrando el desarrollo social, moral y físico-mental de la comunidad. El Centro de Acción Social Sidor UD-146, poseedora de instalaciones acondicionadas para la práctica deportiva de cuatro disciplinas, ha logrado desde su inicio:

El interés de la población infantil y adulta  de realizar prácticas deportivas.

Fomentar el deporte y  el buen uso del tiempo libre.

Este cetro ha impulsado el desarrollo del disciplinas como el judo, lo que ha propiciado el nacimiento de variados atletas que han representado al país, a nivel nacional e internacional ubicándose entre los mejores Clubes de Judo del Estado Bolívar y de Venezuela.

El CAS UD-146 cuenta con un servicio de Biblioteca indispensable para el desarrollo socio-cultural y educativo de la región. Conscientes de la importancia de esto, se ha venido ofreciendo a la comunidad sus espacios para la investigación y  su sala de lectura. Los asistentes a la Biblioteca generalmente son niños y jóvenes de primaria, secundaria y ciclo diversificado, que estudian en escuelas y liceos adyacentes al Centro. Muy pocas veces asisten universitarios; sin embargo también en ocasiones vienen a investigar. E igual es visitado por estudiantes de las Misiones Robinsón, Ribas y Sucre.

El escenario con el que cuenta el Centro, ha sido pasarela de múltiples agrupaciones de la zona como: títeres, obras de teatro, encuentros corales, festivales, danzas, galerones, parrandas navideñas, entre otras.

En el año 1997, Sidor entra en una etapa de transformación, pues pasa a ser privatizada. A partir de allí muchos de los trabajadores que estaban a cargo del CAS se cambian a otras oficinas, se van de la empresa, y se inicia una nueva etapa.

1998, pasa a manos de la Gerencia de Relaciones Institucionales. Se retoman los cursos y talleres, el servicio de biblioteca y tareas dirigidas. Los cambios no tardaron en llegar; puesto que, bajó la asistencia de los participantes de las comunidades en las actividades.

Para el año 2002 y hasta diciembre de 2005, Sidor estableció un Convenio con el Instituto Radiofónico de Fe y Alegría (IRFA), quien tenía como proyecto dar clases de Educación de Adultos a personas mayores de 15 años en adelante y que no habían tenido oportunidad de sacar el bachillerato. Dentro de esta Institución también estuvo el Centro de Capacitación Laboral (CECAL), quienes dictaban talleres de: Computación, Electricidad y Manualidades. Todos dirigidos a los alumnos de la misma institución y de la comunidad en general.

En el 2006, Ternium Sidor, toma una vez más las riendas del Centro y el mismo es cambiado a la Gerencia de Recursos Humanos. Fueron pocas las actividades que se dieron ese año y en el 2007; ya que se estaban haciendo reparaciones a la sede. Sin embargo, se hizo conjuntamente con el Servicio de Emergencias 171, la programación de cursos y talleres de capacitación, para señoras y jóvenes sidoristas y de la comunidad. Se le prestó un aula a los activadores culturales de la Misión Cultura; con ellos y Sidor, se desarrollaron proyectos en el CAS., conjuntamente con el Consejo Comunal Simón Rodríguez II como: “Resaltar y Fomentar los valores, costumbres, tradiciones y patrimonio cultural de la comunidad”; “Club de Lectura Infantil Comunitaria”. Constantemente se les presta aulas a  miembros de los Consejos Comunales y entes como: Alcaldía de Caroní, INCE, Iglesias, Colegios de la zona y otras organizaciones. Todas con el fin de dictar charlas, talleres, foros, otros, a la comunidad en general.

A través de una historia local realizada en el 2007 por activadores de la Misión Cultura, el Centro de Acción Social Sidor UD-146, fue nombrado por los vecinos del sector como Patrimonio Cultural de la Comunidad.

 

 
<<  Julio 2017  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
       1  2
  3  4  5  6  7  8  9
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Más información